El sector lácteo podría perder 350 millones de euros en un año debido a la diferencia actual del precio de los insumos necesarios para producir leche y de los precios pagados al productor, según la consultoría especializada en el sector lácteo BusinessMilk. También añade que la situación actual sitúa a las explotaciones viables españolas en "jaque mate".