El Ibex 35 cierra con caídas del 1,82 por ciento y se coloca en los 14.930 puntos, en una jornada de vencimiento de futuros –como cada tercer viernes de mes-. Las pérdidas “han ido tomando cuerpo” a medida que avanzaba la sesión, en un día en el que todos los pesos pesados han titado a la baja del selectivo del contínuo y en el que el sector constructor ha vivido un especial castigo. Pero han sido tres compañías las auténticas protagonistas la jornada: Zeltia, ACS y Enagás. El Ibex 35 termina con un saldo semanal negativo, al perder un 0,61 por ciento durante los últmos cinco días.
La renta variable española se va de fin de semana con retrocesos abultados y con tan sólo dos compañías en positivo: Enagás y REE. El Ibex 35 ha ido incrementando sus pérdidas a lo largo de una sesión en la que los inversores han estado pendientes de >b>Zeltia, Enagás y ACS. Son los tres nombres propios del día. Y de los tres, la bioquímica gallega Zeltia se ha convertido en la auténtica estrella. Se ha disparado un 14,51 por ciento, hasta los 9,39 euros, después de que la EMEA haya autorizado la comercialización de su fármaco Yondelis –fabricado por su filial PharmaMar para tratar el sarcoma en tejidos blandos-. Una buena noticia para la compañía, a juicio de los expertos, ya que confirma que "todas las perspectivas de los últimos meses se hacen realidad", señala Gonzalo Cantarela, analista fundamental independiente. Además, la compañía está intentando llegar a nuevos acuerdos y “la suma de buenas noticias podría seguir impulsando la cotización”. Mientras, José LIzán, analista de Nordkapp, entiende que "el auténtico potencial de Zeltia está en que se aprueben sus medicamentos en otros tipos de cáncer". Enagás y ACS Los inversores “se han lanzado” a la compra de títulos de la bioquímica gallega y también – en menor medida- a la adquisición de acciones de Enagás. Las dos compañías han tenido que ser suspendidas de cotización por la CNMV, al igual que ACS. Enagás ha sumado al cierre un 2,61 por ciento, después de que el gobierno haya autorizado a la SEPI a comprar hasta un 5 por ciento de la compañía. Además, le ha concedido la explotación de un almacenamiento subterráneo de gas en Guadalajara, donde Enagás va a invertir 400 millones de euros. Por lo que toca a ACS, la constructora presidida por Florentino Pérez ha visto cómo Mutua Madrileña ha vendido su participación del 3 por ciento en la compañía. Ha logrado con ello unas plusvalías de 222 millones de euros, que pretende reinvertir en renta variable. Esta venta ha propiciado una caída para los títulos de ACS del 4,95 por ciento, para colocarse en los 45,71 euros.