El secretaro del tesoro de EEUU, Henry Paulson, asegura que "no hay soluciones rápidas al problema de liquidez de los mercados", aunque considera que la economía global está fuerte y la liquidez retornará a los niveles normales en los mercados financieros una vez que los inversores reconsideren los riesgos, en una entrevista a la CNBC.