En rueda de prensa, el responsable del área de banca privada, Stephano Baccadoro, explicó que invertirán en este período 50 millones de euros, de los que 24 millones corresponden a tecnología, para contar con 20 oficinas y 220 empleados. “Vamos a abrir 12 oficinas en el norte de Italia, seis en el centro y dos en el sur. Importaremos el modelo de Banif a Italia”, dijo Baccadoro. El ejecutivo de Santander Private Banking Italia explicó que buscarán a clientes con un patrimonio por encima de los 150.000 euros.Los responsables del área de banca privada destacaron que Italia cuenta con la tasa de ahorro más alta de Europa y con una amplia base de potenciales clientes, ya que existen unos 700.000 familias con patrimonios entre 0,5 y cinco millones de euros.Además de asesoramiento patrimonial y gestión de carteras, Santander Private Banking Italia ofrecerá servicios bancarios y de financiación.Junto con su primera oficina en Milán, Santander Private Banking contará con oficinas en Roma, Varese y Treviso y se encuentra en negociaciones para alquiler inmuebles en otras cinco ciudades italianas.Financiación al consumo
Por otro lado, la unidad de financiación al consumo del primer banco español espera situarse a medio plazo entre las tres primeras entidades de esta actividad en el país, con un crecimiento del negocio anual de entre el 10 y el 15%.Actualmente, Santander Consumer Bank Italy ocupa el quinto lugar en el ranking de financiación al consumo en italia y alcanzó en el primer semestre del año un beneficio antes de impuestos de 30,1 millones de euros, con un crecimiento cercano al 16%. Esta unidad, en la que más de la mitad de su actividad responde a la financiación de automóviles, cuenta con 60 oficinas y espera incrementarlas a un ritmo de 10 sucursales al año.El responsable de esta filial, Mauro Viotto no espera que la reciente crisis en algunos sectores de los mercados crediticios afecte a la actividad de consumo en Italia. “El mercado tiene muchas más oportunidades que riesgos”, dijo Viotto en rueda de prensa.