Después de adquirir en abril la filial italiana de KBL por más 43,3 millones de euros, Santander espera convertirse en tres años en la quinta entidad de banca privada en Italia para alcanzar en 2011 los 5.000 millones de euros de activos bajo gestión, utilizando el modelo de su unidad en España, Banif. El estreno de la unidad de banca privada del Santander en Italia se producirá en la tarde de hoy con la presencia del presidente del banco, Emilio Botín.
En rueda de prensa, el responsable del área de banca privada, Stephano Baccadoro, explicó que invertirán en este período 50 millones de euros, de los que 24 millones corresponden a tecnología, para contar con 20 oficinas y 220 empleados. “Vamos a abrir 12 oficinas en el norte de Italia, seis en el centro y dos en el sur. Importaremos el modelo de Banif a Italia”, dijo Baccadoro. El ejecutivo de Santander Private Banking Italia explicó que buscarán a clientes con un patrimonio por encima de los 150.000 euros. Los responsables del área de banca privada destacaron que Italia cuenta con la tasa de ahorro más alta de Europa y con una amplia base de potenciales clientes, ya que existen unos 700.000 familias con patrimonios entre 0,5 y cinco millones de euros. Además de asesoramiento patrimonial y gestión de carteras, Santander Private Banking Italia ofrecerá servicios bancarios y de financiación. Junto con su primera oficina en Milán, Santander Private Banking contará con oficinas en Roma, Varese y Treviso y se encuentra en negociaciones para alquiler inmuebles en otras cinco ciudades italianas. Financiación al consumo Por otro lado, la unidad de financiación al consumo del primer banco español espera situarse a medio plazo entre las tres primeras entidades de esta actividad en el país, con un crecimiento del negocio anual de entre el 10 y el 15%. Actualmente, Santander Consumer Bank Italy ocupa el quinto lugar en el ranking de financiación al consumo en italia y alcanzó en el primer semestre del año un beneficio antes de impuestos de 30,1 millones de euros, con un crecimiento cercano al 16%. Esta unidad, en la que más de la mitad de su actividad responde a la financiación de automóviles, cuenta con 60 oficinas y espera incrementarlas a un ritmo de 10 sucursales al año. El responsable de esta filial, Mauro Viotto no espera que la reciente crisis en algunos sectores de los mercados crediticios afecte a la actividad de consumo en Italia. “El mercado tiene muchas más oportunidades que riesgos”, dijo Viotto en rueda de prensa.