El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en España creció un 3,8% en enero de 2009 hasta alcanzar los 728 euros, frente al 4,9% de incremento en 2008 y al 5,2% en 2007 y 2006. Se trata por tanto del menor incremento anual registrado en el Salario Mínimo Interprofesional en España desde 2003, de acuerdo con datos de la oficina estadística comuntiaria Eurostat.
España se sitúa entre los países comunitarios con un SMI medio, que oscila entre los 400 y los 800 euros en la UE, junto con Malta y Portugal que, respectivamente, tienen salarios mínimos de 630 y 525 euros. En la última década, el SMI ha crecido en España desde los 425 euros en 2000 hasta los actuales 728 en enero de 2009, de acuerdo con Eurostat.

El salario mínimo interprofesional más alto en toda la UE lo tienen los luxemburgueses, que reciben un sueldo mínimo de 1.642 euros al mes. Los irlandeses, belgas y holandeses tienen los mejores sueldos mínimos después de Luxemburgo y se sitúan, respectivamente, en los 1.462, 1.387 y 1.382 euros mensuales.

Por el contrario, los suelos mínimos más bajos los tienen los búlgaros y rumanos, que cobran como mínimo 123 y 153 euros al mes, mientras que en el caso de Letonia, Lituania, Estonia, Hungría, Polonia y Eslovaquia no superan en ningún caso los 300 euros.

Siete países comunitarios -- Italia, Finlandia, Alemania, Austria, Dinamarca, Suecia y Chipre-- no tienen regulado un salario mínimo interprofesional por ley.