La Autoridad británica de Servicios Financieros (FSA) presentó hoy unas propuestas destinadas a establecer normas más estrictas en la concesión de hipotecas, para que sólo las reciban quienes tengan capacidad para devolverlas.