El regulador financiero alemán (BaFin) advirtió de la existencia de "serios problemas" en la entidad alemana Hypo Real Estate seis meses antes de que tuviera que ser rescatada 'in extremis' por el Gobierno, según documentos a los que tuvo acceso el diario estadounidense "The Wall Street Journal". Según explica el diario, el Gobierno ignoró sus advertencias y el regulador no contaba con suficiente poder como para actuar. De hecho, explica que los documentos vieron la luz durante la preparación de las comparecencias parlamentarias gubernamentales para examinar el papel del Estado en el rescate del banco.