El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, dijo hoy que el modo en el que se reformará del sistema de supervisión financiero en España le produce "gran satisfacción", ya que coincide, aseguró, con las posiciones que defiende desde hace años y mejora el sistema. El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, explicó ayer que se van a abordar cambios en la supervisión financiera que dotarán de mayores competencias al Banco de España y supondrá la transformación de la CNMV, en detrimento de Seguros. Las funciones de la CNMV las asumirá el nuevo organismo llamado Comisión Nacional de Servicios Financieros que garantizará la transparencia, y supervisará los sistemas de inversión, seguros y ahorros. El Banco de España asegurará la solvencia no ya, sólo de bancos y cajas, sino también del resto de entidades financieras, incluidas aseguradoras y empresas de servicios de inversión. Segura señaló a EFE que el modelo "twin peaks", que "exige una coordinación muy estrecha entre ambos supervisores" y coincide con la posición que sostiene desde años y antes de incorporarse como consejero a la CNMV, supone ventajas para el sistema español.