El presidente de Astroc, Enrique Bañuelos, reconoció hoy que el desplome experimentado por las acciones de la compañía en las últimas sesiones es consecuencia de una "subida desmesurada", que se acentuó tras la entrada en su accionariado a finales de 2006 del presidente de Inditex, Amancio Ortega.
En rueda de prensa, Bañuelos explicó que con la llegada de Ortega se generaron unas expectativas en el mercado que provocaron una escalada, desde el entorno de 38 euros hasta un máximo de 75 euros, que el mercado está corrigiendo ahora. Asimismo, Bañuelos dijo que, aunque ha cumplido con la normativa vigente de manera escrupulosa y transparente, "puede que no hayamos explicado al mercado adecuadamente cuáles son las actividades de la compañía y su modelo de negocio".