El precio del suelo urbano, que supone entre el 40% y el 60% del precio final de las viviendas, rompió su tendencia a la baja en el segundo trimestre del año, al registrar un aumento del 3,7% respecto a los tres primeros meses del año, según datos del Ministerio de Vivienda. No obstante, el precio del suelo retrocedió un 4,3% respecto al mismo periodo de 2008 y se situó en los 247,6 euros por metro cuadrado en el segundo trimestre.