El precio del crudo de Texas se ha situado por unos momentos por encima de los 92 dólares, lo que supone un aumento de algo más de 10 dólares en poco más de un mes y una situación atribuida al declive en reservas almacenadas en EEUU, así como a las tensiones geopolíticas, entre otros factores. Los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) se negociaban hoy a 91,30 dólares por barril hacia la media sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX), después de añadir 84 centavos al precio a que había cerrado el jueves. Sin embargo durante las operaciones electrónicas previas al inicio de las contrataciones en el parqué neoyorquino, el valor de esos contratos se alzó hasta 92,22 dólares, algo nunca visto desde que comenzaron a negociarse en 1983 este tipo de contratos en el mercado neoyorquino de futuros.