El precio de la vivienda ralentizó su caída en el mes de febrero, con un descenso del 9% en febrero respecto al mismo mes de 2008, lo que supone 1,1 puntos porcentuales menos que en el mes anterior, cuando descendió un 10,1%, según el Índice de Mercados Inmobiliarios Españoles (IMIE) elaborado por Tinsa. Con todo, esta caída se suma a las que se vienen sucediendo desde diciembre de 2007, fecha desde la cual el descenso acumulado del precio de la vivienda alcanza el 10,8%.

Tinsa asegura que "los comportamientos volátiles en los valores de hace un año pueden producir perturbaciones mensuales", como esta ralentización, a lo que añade que "el comportamiento histórico del índice manifiesta una menor volatilidad en su fase ascendente".

El IMIE pone de manifiesto, además, que el pasado mes de febrero dos de los cinco subíndices territoriales presentaron descensos superiores a la media general.

Así, el precio de la vivienda en las áreas metropolitanas descendió un 11,1%, alcanzando el mayor descenso en la serie histórica, mientras que en la costa mediterránea se redujo en un 10,7% al cierre del segundo mes del año. Ya por debajo del 9%, el precio de los inmuebles descendió un 8,8% en las capitales y en las grandes ciudades.

Por su parte, el precio de la vivienda descendió un 7,9% en la categoría del resto de los municipios, mientras que la caída fue del 7,6% en el caso de los archipiélagos balear y canario.

Atendiendo a los descensos acumulados desde los picos de diciembre de 2007, destacan el de la costa mediterránea, con una corrección del 15%, y el de los municipios de las áreas metropolitanas, con una caída del 12,7%.