Los embargos hipotecarios en España aumentaron casi un 150% en el tercer trimestre de 2008 respecto al mismo periodo de 2007, según informa la Asociación de Usuarios de Banca, Cajas y Seguros (Adicae) a partir de los datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial. Ante esta "alarmante" cifra, Adicae reclama medidas directas para evitar que bancos y cajas continúen embargando viviendas, especialmente aquellas entidades que se han beneficiado de los más de 19.000 millones de euros del fondo de adquisición de activos financieros que puso en marcha el Gobierno.
La asociación de usuarios indica que la capacidad de endeudamiento de los españoles superó en 2008 el 140% sobre la renta disponible, una cifra "preocupante" a la que se llegó por "las condiciones abusivas que las entidades han impuesto en los contratos de préstamo hipotecario". Sobre la bajada del Euríbor, Adicae señala que sólo el 30% de los hipotecados se beneficia de ella, debido a la aplicación por parte de las entidades financieras de cláusulas como la del 'suelo', que limitan el descenso del tipo de interés a aproximadamente el 4%, ofreciendo como contrapartida una cantidad límite de subida que se sitúa alrededor del 10%.

Según la asociación, esta medida es "totalmente" desventajosa para el usuario y "tremendamente" beneficiosa para las entidades de crédito, ya que la cifra de techo es "prácticamente imposible" de alcanzar.

Ante este panorama, Adicae solicita la suspensión temporal y extraordinaria del Euríbor durante dos años, y la aplicación del tipo de interés que marca oficialmente el Banco Central Europeo (BCE).

PRÁCTICAS ABUSIVAS EN LA CONCESIÓN DE CRÉDITOS.

En opinión de la asociación de usuarios, las medidas anticrisis del Gobierno no están dando resultado, ya que los bancos, además de restringir el crédito, están empeorando las condiciones de comercialización de las nuevas hipotecas, y negando la posibilidad de reestructurar las deudas existentes.

Entre las principales prácticas abusivas, Adicae señala la exigencia de varios avales para una misma operación, el aumento de los diferenciales aplicados al Euríbor, la exigencia de una tasación de inmueble con una tasadora designada por la entidad y la imposición de seguros no obligatorios inherentes al préstamos bajo la amenaza de subir el diferencial.

La asociación de usuarios instalará mañana mesas informativas en las principales ciudades españolas con el fin de informar a los usuarios sobre los riesgos a los que están expuestos, así como para reivindicar medidas efectivas contra el sobreendeudamiento familiar.