El Índice de Gerentes de Compra (PMI en sus siglas inglesas) de la eurozona, basado en los datos de unas 2.000 compañías, desde bancos a cafeterías, escaló a los 45,7 puntos en julio respecto a los 44,7 del mes precedentes, lo que supone su mayor subida desde el pasado octubre.