El plan productivo propuesto por la multinacional austriaco-canadiense Magna en la planta de Opel España, ubicada en Figueruelas (Zaragoza), supondría el despido directo de alrededor de 800 empleados de sus auxiliares, según el responsable del sector del Metal y de la Construcción de UGT Aragón, Luis Tejedor.  Con el plan de Magna, la fabricación del Corsa se situaría en alrededor de 100.000 unidades, "más de un 50% menos", lo que podría suponer "el cierre directo de muchas proveedoras que no podrían mantenerse con esa producción", advirtió el dirigente sindical.