El plan anticrisis puesto en marcha en España aportará un punto porcentual de Producto Interior Bruto (PIB) este año, el doble de la contribución media en los países de la OCDE, que también han preparado un programa de estimulación fiscal contra la recesión. La cifra la dio hoy el economista jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Klaus Schmidt-Hebbel, que precisó que el impacto del programa español se limitará el año próximo al 0,4-0,45% del PIB, en la línea del 0,5% de media en los otros 25 países de este organismo que también tienen uno.