El PIB de EE UU creció un 0,6% en el primer trimestre de 2008, según el dato provisional. El mercado esperaba un alza del 0,5%. El índice de precios del PIB, por otro lado, subió el 2,6%, frente a una previsión del 3%. Los costes laborales crecieron el 0,7%, una décima menos de lo esperado. Además, el consumo personal se elevó el 1%, por encima de lo previsto.