La economía española creció un 2,98% de media en los ocho primeros años del siglo XXI, con un "comportamiento desigual" en la distintas regiones, según un estudio publicado hoy por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). En concreto, Murcia y Andalucía registraron los mayores crecimientos desde 2000 a 2008, con una variación anual del PIB del 3,71% y 3,27%, respectivamente, mientras que Asturias (2,40%) y Baleares (2,45%) se situaron a la cola, donde alcanzaron récords de población inversos. Funcas achacó esta disparidad de crecimientos "en parte" a la inmigración extranjera, que motivó que las comunidades más avanzadas, como Madrid (3,25%) y Cataluña (2,88%), hayan crecido menos que algunas más retrasadas.