El PIB de Alemania cayó en el primer trimestre del año un 6,9% en dato anual, mientras que respecto al cuarto trimestre de 2008 el descenso es del 3,8%, ambos datos en línea con las previsiones. Los datos de exportaciones e importaciones superaron las expectativas, pero la inversión en capital cayó tres puntos y medio porcentuales (-7,9%) más de lo esperado.