El partido gobernante de Japón anunció el miércoles un plan de estímulo económico que incluye nuevo gasto y rebajas fiscales por un valor conjunto de 15,4 billones de yenes, lo que crea el marco para un presupuesto suplementario récord. El valor total de los programas de estímulo del partido gobernante se eleva a un récord de 56,8 billones de yenes, según documentos oficiales. Este gran gasto demuestra la intención del partido de controlar la pérdida de empleos en medio de la peor caída económica del país desde la Segunda Guerra Mundial y ganar así votos para las próximas elecciones generales, que tendrán lugar este año. El Gobierno de Taro Aso, del mismo partido, utilizará este plan como modelo para su propio plan de medidas que anunciará el viernes. Las reacciones a este plan de estímulo fueron contradictorias, ya que algunos economistas señalan que ayudará a limitar la anunciada contracción económica de más del 5% para este año, mientras que otros temen que afecte a la salud fiscal del país.