Las peticiones semanales de subsidio de desempleo registraron una tímida mejora. La semana pasada disminuyeron en 5.000, hasta las 457.000, cerca de las 455.000 esperadas por los analistas consultados por Reuters.