La tasa de paro registrada en Francia se situó en el primer trimestre de 2008 en el 7,2% de la población activa, dos décimas menos que en el último trimestre de 2007, según los datos publicados hoy por el Instituto nacional de estadística y de estudios económicos (Insee). La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, se felicitó por esta cifra "históricamente baja", que no se registraba en Francia desde el primer trimestre de 1983. A su juicio, el dato refleja que sigue mejorando la estructura del mercado de trabajo que beneficia en particular a los jóvenes, cuya tasa de paro baja por séptimo trimestre consecutivo.