Sesión correctiva para un Ibex que cedió al cierre un 2,63% hasta los 9.643,50 puntos al calor de las ventas en el resto de plazas europeas y de Wall Street que cotizaba en negativo los datos de paro del mes de junio. Todo ello en un día en el que el BCE se mantuvo fiel al guión y decidió mantener los tipos de interés en la eurozona en el 1%. En el parqué español sólo cuatro valores terminaron en positivo y en especial Sacyr que nadó contracorriente con una subida al cierre del 1,79%. En el resto de mercados, el petróleo operó a la baja, en el nivel de los 66 dólares mientras que el euro cerró a 1,4025 dólares.
null