El futuro del barril de West Texas sube un 2,07% hasta los 69,5 dólares, en tanto que el de Brent cotiza por encima de los 69 dólares. De forma paralela, el euro crece el 0,64% contra el dólar hasta un cambio de 1,4 unidades