El precio del petróleo cae más de un dólar a 69,11 dólares el barril tras la publicación de inventarios.