El precio del oro al contado llegó a pagarse hoy en Londres a 824,5 dólares la onza, el mayor precio registrado en el London Bullion Market desde enero de 1980. No obstante, el precio se moderó después y la onza de oro acabó cerrando a 822,5 dólares, un 2,2% más que en la jornada anterior, cuando terminó el día a 804,75 dólares. Entre los factores que provocan esa corriente alcista figura la debilidad del dólar, ya que el billete verde es la moneda en la que se pagan las transacciones del preciado metal, lo que abarata el precio para aquellos inversores que manejan otras divisas. También influyen contribuyen al encarecimiento del oro las tensiones geopolíticas, como el problema entre Turquía y los rebeldes kurdos del norte de Irak, y la crisis del mercado crediticio de Estados Unidos.