El número de casas vendidas en el Reino Unido alcanzó el pasado abril un máximo en 18 meses, según datos divulgados hoy por la Asociación de Agentes Inmobiliarios de la Nación. Según las estadísticas, el agente inmobiliario medio cerró diez ventas durante abril, en comparación con ocho en marzo y un mínimo de sólo cinco el pasado agosto. Las transacciones inmobiliarias en el Reino Unido han ido en progresivo aumento desde principios de este año, gracias a que los bajos tipos de interés y la caída del precio de las viviendas están atrayendo a un número creciente de clientes.