El recién nombrado presidente de Iberia, Antonio Vázquez, adquirió hoy un total de 500.000 acciones de la aerolínea a un valor de 1,55 euros, en una operación que alcanzó los 775.000 euros, según figura en los registros oficiales de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Asimismo, el nuevo consejero delegado de la aerolínea, Rafael Sánchez-Lozano, destinó 155.000 euros en la compra ayer de 100.000 títulos, a un valor también de 1,55 euros.

"Estas operaciones son un signo de confianza en el futuro de la compañía y su compromiso en la misma", recalcaron fuentes de Iberia a Europa Press.

En este sentido, dichas fuentes destacaron el significado de dicha compra, teniendo en cuenta que tanto el presidente como el consejero delegado de la aerolínea realizaron estas adquisiciones "a título personal" y por "iniciativa propia".

El pasado jueves, tras la renuncia de Fernando Conte, el consejo de administración de Iberia nombró a Antonio Vázquez Romero nuevo presidente de la aerolínea. Asimismo, Rafael Sánchez-Lozano se convirtió en el nuevo consejero delegado de la empresa.