El índice Nikkei subió un 1,0 %  hasta un máximo de 18 meses con el apoyo de los valores ligados a las materias primas.