La bolsa de Tokio sigue marcando números rojos. En la segunda sesión de la semana - y tras los descensos registrados ayer- el Nikkei ha cerrado con una caída del 1.4% que le ha llevado hasta los 9.925 enteros.

La Bolsa de Tokio terminó la sesión del martes con descensos del 1,43% a raíz del aumento de las inquietudes sobre la deuda de los países europeos.

En concreto, el índice Nikkei cerró con una pérdida de 143,61 puntos (-1,43%) a 9.925,92 puntos, situándose de nuevo bajo el nivel de los 10.000 puntos que había sobrepasado la semana pasada por vez primera en dos meses.

Por su parte, el índice amplio Topix cedió 12,97 puntos (-1,49%) a 857,19 puntos.