La bolsa de valores de Tokio cerró la sesión en positivo, dejando de lado los números rojos que tuvo en la sesión de ayer, con una subida del 0.89%.
La bolsa de Tokio terminó la sesión del jueves en alza de 89%, pues numerosos inversores compraron acciones baratas un día después de una caída del mercado provocada por el aumento de los precios del petróleo.

Al cierre, el índice Nikkei de los 225 principales valores había ganado 93,64 puntos, a 10.586,02 puntos.