El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró hoy con una subida de 56,46 puntos, el 0,67%, y quedó en 8.455,35 unidades. Se deja un 17% en el año 2011, muy similar a las pérdidas registradas en los índices europeos.

La jornada en verde de Wall Street permitió al Nikkei seguir la tendencia alcista y subir un 0,7%, superando los 8455 puntos y cerrando así la racha prácticamente inmóvil de 25 días en torno a los 8479 puntos.

Por su parte, el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, subió 6,49 puntos, el 0,90%, hasta 728,61 enteros.