El índice Nikkei ha subido en esta última sesión de la semana un 0,47 por ciento para quedarse al borde de los 18.000 puntos, en los 17.958. Toyota ha sido uno de los mejores valores, por las especulaciones de que podría haber adelantado a Ford en ventas en EEUU. Se convertiría, de este modo, en el segundo mayor vendedor de ese mercado, siempre por detrás de General Motors. El segundo indicador, el Topix, que reúne todos los valores de la primera sección, ha ganado por su parte un 0,69 por ciento, para terminar el día en los 1.767 puntos.