El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cedió el 0,04% en la última sesión de la semana hasta los 9.287 puntos, por lo que se aleja de los máximos de 9.958 puntos alcanzados el 30 de junio. Desde esa fecha, ha encadenado ocho sesiones consecutivas a la baja.