El índice Nikkei de la bolsa de Tokio ha cerrado con unas pérdidas de un 2,21 por ciento, hasta los 15.764 puntos. Por su parte, el Topix, que reúne todos los valores de la primera sección, ha perdido un 2,04 por ciento, hasta las 1.525 puntos. Detrás de estas ventas está el mal dato de PIB, que se ha contraido tres décimas en el segundo trimestre.