El ministro alemán de Finanzas Peer Steinbrueck dijo que prefiere un euro fuerte a uno débil. 'No me preocupa', declaró Steinbrueck a la prensa antes de entrar en la reunión que mantienen hoy y mañana los ministros de Finanzas de la zona euro y en la que se debatirá el fortalecimiento de la moneda única. 'Un euro fuerte es mejor que un euro débil', dijo. 'Creo que tenemos que corregir ligeramente a la baja nuestras expectativas de crecimiento... para toda la zona euro', señaló. El Banco Central Europeo (BCE) reclamó el jueves 'disciplina' a los gobernantes de la eurozona a la hora de hablar sobre el euro, tras varias declaraciones de responsables políticos europeos preocupados por la fortaleza de la moneda única frente al dólar. 'La disciplina verbal' es necesaria a la hora de comentar el tipo de cambio, declaró el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, en una conferencia de prensa en Viena.