Wall Street terminó la sesión en negativo después de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, expresara que la economía enfrenta un panorama "inusualmente incierto", que acabó por inquietar aún más a los inversores. Así, los índices caminaron por la senda de los números rojos, el Dow Jones de Industriales perdió un 1,07 por ciento hasta los 10.120,45 puntos, el Standard & Poor's 500 cayó un 1,28 por ciento hasta situarse en los 1.069,57 puntos mientras el tecnológico Nasdaq cedió un1,58 por ciento hasta los 2.187,33.
Las acciones se hundieron después que Bernanke reconociera la continua debilidad del mercado laboral, al tiempo que ofreció pocas opciones específicas para estimular los préstamos y las inversiones.


Bernanke habló ante la Comisión de Banca del Senado en el primero de los dos días de testimonios semestrales.

Los comentarios pesimistas eliminaron la mayor parte del interés de compra, incluso después de una serie de fuertes reportes de ganancias antes de la apertura.

Morgan Stanley fue uno de los pocos grandes ganadores del día, después de reportar ganancias más fuertes de las esperadas. Sus acciones escalaron un 6 por ciento a 26,80 dólares.

Las acciones de Apple  subieron un 0,9 por ciento, a 254,24 dólares tras presentar resultados trimestrales robustos, pero las proyecciones conservadoras de la empresa sobre los márgenes limitaron la subida.