Un informe sobre el MAB publicado en el último número de la revista de la Bolsa refleja que conseguir liquidez para sus acciones era uno de los principales motivos de cotizar para un tercio de las empresas.
 A día de hoy, este objetivo parece imposible de lograr para la gran mayoría de las compañías ante la escasa demanda inversora, lo que se está convirtiendo en la principal preocupación de todos los partícipes de este mercado ante el peligro de estancamiento como alternativa de financiación.

En dicho informe se recoge además la escasez de ayudas o incentivos por parte del Estado, una de las fórmulas consideradas indispensables para impulsar este mercado y nada parece indicar que a corto o medio plazo se vaya a producir un mayor apoyo institucional, más bien al contrario. A ello se suma la falta de ideas y de un liderazgo por parte del mercado para atraer inversores. Razones suficientes para que cada vez más voces se dejen oír poniendo en duda la viabilidad del segmento de empresas en expansión de BME.

Este pesimismo se hace más evidente cada semana. A la caída del diario Negocio se ha sumado a principios de mes la suspensión de Suávitas tras iniciar los trámites para entrar en concurso de acreedores
. Un resultado lógico cuando se trata de salir al mercado para tapar agujeros y no para financiar el crecimiento. Otro de los puntos débiles al que deben poner coto los responsables del MAB.

En este dramático contexto, Gowex es la excepción que confirma la regla. Es más, todo hace pensar que en un tiempo prudencial la empresa de telecomunicaciones pase a ligas mayores. Así las cosas, de las 19 empresas cuyas acciones negocian cuatro han operado al alza esta semana, cinco han registrado pérdidas y las otras diez se han quedado sin registrar cambio alguno.

Las mayores caídas se las han anotado Medcomtech y Neuron al sufrir pérdidas de algo más del 4,5 por ciento en ambos casos. La empresa catalana distribuidora de aparatos médico quirúrgicos apenas ha movido 5.600 acciones esta semana y afronta en tendencia bajista la próxima junta de accionistas que celebrará en Madrid el próximo 12 de diciembre. La biotecnológica andaluza, por su parte, ha visto como retrocedía su valor con operaciones que no alcanzan las 3.500 acciones, apenas algo más de 9000 euros en total. También han cerrado a la baja Altia, Griñó y Nostrum con un volumen de negocio que apenas supera las 5000 acciones entre las tres. Cifras que vuelven a incidir en el peaje a pagar a los bancos proveedores de liquidez.

Zinkia y Catenon han destacado ente los valores alcistas en estos días con revalorizaciones del orden del 1,5 por ciento y muy poca actividad negociadora. Solo Gowex, con un intercambio de más de 50.000 acciones que le lleva a situarse de nuevo sobre los 12 euros por acción, supera en negociación al resto de cotizadas del MAB juntas.


Artículo firmado por: Julio Muñoz, periodista