La Bolsa de Seúl ha cerrado con leves descensos presionada por la venta de acciones de los inversores institucionales y extranjeros pese a los avances del viernes del mercado de Nueva York. El índice Kospi del mercado surcoreano ha cedido 3,58 puntos (0,18%) y terminó en las 2.015,76 unidades, mientras que el índice de valores tecnológicos Kosdaq ha caído 3,01 puntos (0,38%) hasta los 794,65 puntos. En una jornada mixta de alzas y bajas las maquinarias y los electrónicos han bajado, en contraste con las ganancias de las aseguradoras y los transportes. La mayoría de los principales títulos surcoreanos han registrado una tendencia bajista, liderados por Samsung Electronics (2,22%) y el Banco Kookmin (4 %).