La Bolsa de Seúl cerró hoy con un leve ascenso del 0,58% impulsada por la compra de inversores institucionales, pese a los retrocesos ayer del mercado de Nueva York. El índice Kospi del mercado surcoreano ganó 10,79 puntos (0,58%) y terminó en 1.859,06 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq cedió 2,89 puntos (0,44%) para situarse en 652,91 puntos. En una jornada mixta de alzas y bajas destacaron los avances del sector siderúrgico y electrónico, frente a las caídas del financiero y el de la construcción. Los principales tecnológicos surcoreanos registraron una fuerte tendencia alcista, como LG Philips LCD (6,25%) y Samsung Electronics (1,92%).