La Bolsa de Seúl ha cerrado hoy con una leve caída presionada por la masiva venta de inversores institucionales y su índice Kospi ha cedido 1,50 puntos (0,08%), para terminar en las 1.832 unidades. Mientras, el indicador de valores tecnológicos Kosdaq ha caído 1,76 puntos (0,27%) hasta los 644,09 puntos. En una jornada mixta de alzas y bajas las constructoras y los siderúrgicos han liderado los retrocesos del día. Los principales títulos surcoreanos han registrado tendencia dispar, con las pérdidas de Samsung Electronics (0,56%) y SK Telecom (1,78%), y las subidas para Hyundai Motor (1%) y el Banco Kookmin (0,16%).