La Bolsa de Seúl cerró hoy con una leve caída, por cuarto día consecutivo, presionada por la venta de inversores extranjeros. El índice Kospi del mercado surcoreano cedió 4,75 puntos (0,28 por ciento) y terminó en las 1.710,84 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq cayó 5,35 puntos (0,88 por ciento) para situarse en los 600,36 puntos. Los siderúrgicos y los transportes lideraron las pérdidas de la jornada. Los principales títulos surcoreanos registraron hoy tendencia dispar, con las caídas de la siderúrgica POSCO (1,86 por ciento) y Hyundai Motor (0,52 por ciento), y las ganancias para Samsung Electronics (0,15 por ciento) y el Banco Kookmin (0,65 por ciento). El dólar estadounidense se depreció 5,50 unidades frente a la divisa surcoreana, el won, y concluyó la sesión en los 1.033,50 wones.