La Bolsa de Seúl terminó hoy con una notable caída del 1,48% presionada por el vencimiento de los contratos de futuro, pese al impulso de ayer en el mercado de Nueva York. El índice Kospi del mercado surcoreano cedió 21,74 puntos (1,48%) y cerró en las 1.443,24 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq ganó 3,78 puntos (0,84%) para situarse en los 454,78 puntos. En medio de descensos, el sector financiero perdió más del 3%. Los principales títulos surcoreanos registraron fuerte tendencia bajista, como el Banco Kookmin (-3,14%) y Hyundai Motor (-1,70%).