El juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña ha dictado un auto por el que amplía hasta el 25 de octubre el plazo para que los acreedores de Martinsa-Fadesa comuniquen los importes que la inmobiliaria les adeuda. El plazo inicialmente se fijó para el 1 de octubre, más de un mes después de declararse el concurso voluntario de la compañía a finales de julio, por considerar que juez que agosto era un mes vacacional.
La ampliación responde a una solicitud realizada por la Asociación de Usuarios de Bancos y Cajas de Ahorros (Adicae), por la que pedía la equiparación del plazo para comunicar créditos entre los acreedores españoles y los residentes en Reino Unido y Portugal. Para comunicar las deudas al juzgado no es necesaria la intervención de Abogado y Procurador. El acreedores deberá dirigir un escrito al juzgado concursal mediante correo certificado, junto con las copistas de las correspondientes facturas, pagarés o contratos. Todo ello se mandará con copia que el juzgado trasladará con posterioridad a la Administración Concursal para la coteje y, en su caso, incluya al interesado en la lista de acreedores.