El IVA compensatorio para la agricultura y la ganadería aumentará un punto a partir del 1 de julio de 2010, de manera que los agricultores percibirán un 10% y los ganaderos un 8,5% por los productos que vendan, lo que puede suponer unos ingresos adicionales para el sector de más de 200 millones de euros, según informó hoy UPA tras conocer el borrador de la Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE).