El índice ISM de gestor de compras del sector manufacturero estadounidense subió en mayo hasta los 49,6 puntos desde los 48,6 del mes anterior. El dato es mejor de lo esperado por los analistas, que preveían una caída hasta los 48,5 enteros.