La Bolsa de Nueva York inició hoy febrero con un tono más positivo de lo que terminó el mes anterior y el Dow Jones de Industriales ganó el 1,17% al cierre de la sesión, impulsado en parte por la mejoría del sector manufacturero en Estados Unidos. Ese indicador bursátil avanzó 118,20 puntos y llegó a 10.185,53 unidades, a la vez que el selectivo S&P 500 subió el 1,43% y finalizó en 1.089,18 enteros. El Nasdaq avanzó el 1,11%  y concluyó en 2.171,20 puntos.
Los anuncios del fuerte avance de la actividad manufacturera en enero y del alza en los ingresos personales en diciembre contribuyeron en esta primera sesión de la semana y del mes a levantar un tanto el ánimo de los inversores.

En los próximos días se divulgarán más datos relativos a la economía estadounidense y antes de finalizar la semana se conocerá el comportamiento del empleo en EE.UU. en enero, que pueden definir la tendencia del mercado bursátil en el corto plazo.

Los sectores de materias primas (3,84%) y de energía (2,69%) consiguieron las mayores alzas, aunque la sesión fue también positiva para el financiero, el tecnológico y el de maquinaria, que subieron en cada caso en torno al 1,5%, así como para el de empresas de productos de consumo cíclico (2,05%), entre otros.

El productor de aluminio Alcoa (+4,95%) y la química DuPont (+3,22%), lideraron el avance entre las empresas del Dow, en tanto que sólo dos componentes de ese índice, Disney (-0,1%) y el grupo industrial 3M (-0,06%) cerraron en territorio negativo.

El mercado bursátil neoyorquino recibió de forma positiva los datos oficiales que se difundieron antes de la apertura y que mostraron un alza del 0,4% en los ingresos personales en diciembre y un incremento del 0,2% en el gasto de los consumidores.

La tendencia alcista en Wall Street se afianzó tras constatar los inversores que el sector manufacturero mejoró en enero, por sexto mes consecutivo y más de lo que se preveía.

El índice de actividad que elabora el Instituto de Gestión de Suministros (ISM) se situó en 58,4 puntos el mes pasado, frente a los 54,9 de diciembre y a los 55,5 que se esperaban.

El buen ánimo comprador no mermó incluso después de conocerse que los gastos en construcción disminuyeron el 1,2% en diciembre, más del doble de lo que se preveía.

Resultados favorables de la petrolera Exxon Mobil, la mayor en EE.UU., en el último trimestre y el debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas favorecieron también el alza en los principales indicadores, que cerraron el pasado mes con pérdidas.

Exxon Mobil, que forma parte del Dow Jones, consiguió entre octubre y diciembre una ganancia de 1,27 dólares por acción, 8 centavos más de lo esperado, y unos ingresos de 89.841 millones, frente a algo más de 86.000 millones que preveían los analistas.

Los títulos de esa empresa subieron el 2,72% y también lograron avances destacables la cadena de restaurantes McDonald's (2,34%), la petrolera Chevron (2,02%), la tecnológica IBM (1,86%), el fabricante aeronáutico Boeing (1,82%) y el banco JPMorgan Chase (1,77%), entre otras.

Las acciones del fabricante de automóviles Toyota que se negocian en la Bolsa de Nueva York subieron el 3,82%, a 79,94 dólares, tras anunciar que empezará esta semana a solucionar el problema del acelerador en algunos modelos de esa marca, que le ha obligado a llamar a revisión casi 5,4 millones de vehículos en Estados Unidos.

Los títulos de su rival Ford, el único fabricante estadounidense de autos que cotiza en Wall Street, subieron el 2,58%.

Los valores de Amazon.com, sin embargo, se depreciaron el 5,21% en el Nasdaq, debido en parte a una disputa con la editorial MacMillan sobre el precio a que vende la versión electrónica de sus libros.

Por su parte, la deuda pública estadounidense a diez años bajaba de precio y ofrecía una rentabilidad del 3,65%.