Las bajadas de precios continúan en algunas de las principales economías europeas. En Francia, el IPC de septiembre registró un descenso interanual del -0,4%, el doble de lo previsto por los analistas.