El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) en España cerró el año en positivo al situarse en el 0,9%, lo que supone una subida de medio punto porcentual en su tasa anual frente al 0,4% del mes de noviembre, según los datos adelantados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).