La tasa española de inflación armonizada -medida de igual forma en todos los países de la zona euro- se situó en mayo en el -0,8%, seis décimas por debajo de la de abril, es decir el tercer registro negativo interanual consecutivo de la historia de este indicador que comenzó a elaborarse en 1997. Así lo refleja el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) difundido hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).